sábado, 10 de mayo de 2014

VUELVE EL CASSETTE...


La multinacional japonesa desarrolla una cinta magnética con 185 TB de capacidad. Inicialmente está pensado para el almacenamiento masivo de datos a nivel industrial.
Aunque las cintas de casete magnéticas sólo se mantienen vivas gracias al empeño de los amantes del vintage, y con mucha menos
fuerza que el vinilo, Sony ha decidido apostar por esta tecnología y ha creado un dispositivo capaz de almacenar hasta a 185 terabytes de información. O lo que es lo mismo: casi 65 millones de canciones de unos tres minutos de duración.
La multinacional japonesa ha anunciado su nueva apuesta tecnológica en el marco de la International Magnetics Conference de Dresde (Alemania), aunque todavía tardará un tiempo (indeterminado) a llegar a los comercios.
Para hacer posible este soporte revolucionario, Sony ha desarrollado una tecnología que permite que la cinta magnética mucha más información que cualquier otro método. ¿Y como lo ha hecho? Pues gracias a la técnica de deposición por pulverización catódica, que permite crear una capa de nanocristales magnéticos bombardeados por iones de argón sobre un sustrato con una
película de polímero, consiguiendo así una compresión hasta ahora inédita.
Este cristales diminutos, que en conjunto miden 7,7 nanómetros, permiten una densidad de grabación de partículas muy elevada y, en consecuencia, una capacidad de almacenamiento muy superior a la de cualquier otro método, según explica Sony en un comunicado colgado en su web, previo a la presentación de Dresde.
La multinacional no ha dado detalles del coste de producción de este nuevo soporte, que se estima muy elevado. Sin embargo, sí que ha explicado que, a medio plazo, esta tecnología está pensada para el almacenamiento masivo de datos a nivel industrial, debido a su perdurabilidad, fiabilidad y robustez, y no ha aclarado el plazo con el que prevé comercializarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario