viernes, 7 de marzo de 2014

EA1CGI, NOS EXPLICA COMO COLABORAN LOS RADIOAFICIONADOS EN LA COMUNIDAD

Francisco Gamazo habla con pasión de su afición por las ondas destacando la importancia de la intercomunicación con una emisora de radioaficionados. Los beneficios que permite reportar a la sociedad esa comunicación para un miembro de Protección Civil forman parte de su vida. Ya no se utilizan los antiguos equipos de transmisión y las nuevas tecnologías facilitan que no se interrumpa la cercanía a los más lejanos. Ante su mesa con un micrófono, la frecuencia con varios botones para facilitar la transmisión y recepción al otro lado de las ondas, Francisco Gamazo permite acercarnos a este mundillo para muchos desconocido.

--¿Cómo surgió ese gusanillo por las ondas?
--Mis primeros pinitos con la radio se dieron de pequeño cuando me comunicaba con los amigos con los walkies-talkies. Esos transmisores receptores portátiles que, además, eran muy grandes. A partir de ahí empecé con la banda ciudadana y después me preparé para radioaficionado profesional.
--¿Se mantiene siempre conectado?
--La emisora está todos los días conectada a dos frecuencias, una para uso particular y otra en la Red de Emergencias como miembro de Protección Civil, al repetidor de «Pico del Fraile» en Sanabria.
--Se refiere a la Red Radio Emergencia de la que usted es coordinador de transmisiones bajo las directrices del coordinador provincial de la Subdelegación del Gobierno, Luis Vicente Pastor. ¿Cómo fue su paso a REMER?
--Llevo 20 años en Protección Civil y 22 años como radioaficionado. Hay dos tipos, el aficionado a la radio es el que compra una emisora, la da de alta y paga unas tasas, se llama banda ciudadana, como por ejemplo la utilizada frecuentemente por los vehículos en ruta, como los camioneros. Además de ésta, están los radioaficionados que pasan unos exámenes de radioelectrónica y sobre la normativa de la Dirección General de Comunicación permitiendo obtener un diploma de radioeléctrico para utilizar los equipos a nivel profesional. En mi casa tengo dos equipos, uno de VHF-UHF y otro de HF. Con el primero, ondas más cercanas, la distancia es más corta pero a través de los repetidores se llega a 300 kilómetros. En cambio, con la banda de HF la cobertura es ya a nivel mundial.
--Lo de corto y cambio, ¿se sigue usando o ha pasado a la historia?
--Lo de corto y cambio solamente es de película. Nosotros, entre transmisión y transmisión debe haber unos segundos de silencio por si quiere entrar otra estación. No se utiliza el cambio y corto, solo por cortesía se dice: me voy u os dejo, en un hablar coloquial. Cuando habla mucha gente, a la medida que van entrando se va dando paso, en orden de acceso. Esto es una cortesía que tenemos entre nosotros y se utiliza en todo el mundo. Mi código o indicativo de radioaficionado es EA1CGI. Las dos primeras letras son del país, en este caso de España, el número 1 es el distrito de la región, la parte Noroeste y las letras CGI consisten en el indicativo personal, como si fuera la matrícula para diferenciarla del resto de los indicativos españoles.
--¿Habla usted con gente de todo el mundo?
--Sí que nos intercomunicamos con gente de todo el mundo, pero lo más importante es que los radioaficionados en el caso de una catástrofe somos los únicos que podemos comunicarnos con cualquier parte del mundo debido a que disponemos de equipos autónomos, que no dependen de nadie. Puede ocurrir una interrupción general de la comunicación por los móviles ya sea por sobrecarga general o incidentes provocados por fenómenos naturales. Como ejemplo te pondría que gracias a los radioaficionados, familiares de varios países se pudieron comunicar con muchas personas afectadas por el tsunami del Japón. Este era el único medio para comunicarse. Otro ejemplo reciente y sin las connotaciones del sufrido en Japón ha sido el caso del simulacro organizado en el caso de una hipotética rotura de la presa del embalse del Agavanzal. Nos activaron a la Remer porque ellos, los miembros de la compañía eléctrica intentaron hacer la prueba de sonido entre ellos mismos y no era efectiva a través de los teléfonos móviles. Recurrieron entonces a nosotros, de tal manera que salió todo coordinado. Eso es una muestra de las necesidades de los radioaficionados, en muchos casos.
--¿Han prestado algún servicio especial en los últimos meses?
--A través de la red pudimos hace unos meses permitir la comunicación entre dos hermanos, uno en Benavente y otro en Canadá que habían perdido el contacto. El residente en Canadá nos pidió colaboración para dar con el contacto y al final logramos dar con él y creo que se pudo concertar una visita y llegó desde Canadá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario