lunes, 3 de febrero de 2014

VI COMIDA MAFERA

Un descampado cercano a la ciudad amurallada fue el enclave elegido por la Unión de Radioaficionados Españoles (URE) para llevar a cabo un encuentro que han denominado VI Comida Mafera, y en el que han participado en torno a 70 radioaficionados procedentes de toda España. Entre ellos se encontraba también el presidente de la URE, Pedro Fernández Rey, quien ha contado a esta redacción que, hoy en día, la radioafición abarca un ámbito de frecuencias muy amplio. De tal manera, se están fomentando las frecuencias muy altas, algo que entra en lo que sería el espíritu del radioaficionado: una persona que se interesa por la comunicación, la experimentación  y la instrucción técnica. Esa experimentación a la que aludió Pedro Fernández tiene que ver con la posibilidad de mantener comunicaciones terrestres con todo el mundo pero también con satélites, siempre que las condiciones físicas del lugar desde donde se emite y recibe sean las idóneas (un lugar despejado sin posibles interferencias). Se trata de un mundo casi ilimitado el de la radioafición, que este sábado ha quedado de manifiesto gracias a a la demostración de transmisiones de bandas  (HF y VHF) realizadas en una mañana muy fría. Tras la comida celebrada en un restaurante de la ciudad, se desarrollaron charlas técnicas sobre lo experimentado. Cabe destacar que Ávila cuenta con un centenar de radioaficionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario