sábado, 21 de febrero de 2015

PESCADORES GALLEGOS INVADEN FRECUENCIAS AÉREAS DE UK

Conjeturas sobre los porqués pueden plantearse muchas. Sean cuáles sean, lo cierto es que desde Inglaterra han detectado frente a Galicia a pesqueros comunicándose por frecuencias de radio reservadas a emergencias aéreas. Salirse de las marítimas, de las que corresponden, puede acarrear cuantiosas multas -a partir de 100.000 euros- por vulnerar normas nacionales e internacionales de radiocomunicaciones en HF, de acuerdo con las informaciones que han transmitido las autoridades españolas a las cofradías de A Mariña lucense.
No son exclusivas de esa costa las invasiones de radiofrecuencias de emergencias aéreas por parte de barcos de pesca, aunque han sido a la Cofradía de Burela y a la Federación de Confrarías de Pescadores de Lugo adonde han llegado las advertencias. Los últimos casos fueron captados desde una torre de control aéreo de Inglaterra. Pesqueros que faenaban a unas 25 millas al norte de A Mariña irrumpieron en el canal reservado a comunicar problemas graves en la aviación y sorprendieron a los controladores aéreos británicos con comentarios sobre capturas, zonas de pesca o previsiones de hora de descarga en puerto.
Desde Inglaterra informaron a las autoridades españolas, tanto a las marítimas como a las de telecomunicaciones. Las conversaciones entre pesqueros se grabaron e incluso transcribieron. El problema acabó en la cofradía de Burela porque, pese a que ninguno de los barcos detectados es de ese puerto ni tampoco lucense, los patrones sorprendidos hablaban de vender en la rula burelense. Capitanía Marítima de Burela ha advertido a los dirigentes pesqueros lucenses, recordándoles las normas y posibles sanciones.
Basilio Otero, patrón mayor de Burela y presidente de los pósitos de A Mariña, pidió oficialmente aclaraciones. Desde la Subdirección de Inspección de las Telecomunicaciones en España invocan la normativa sobre radiofrecuencias en HF: «Desde estaciones de barco únicamente pueden operar aquellas que dispongan de la preceptiva licencia otorgada por la Dirección General de la Marina Mercante». En resumen, que está «prohibido» comunicarse por canales restringidos y desde equipos no autorizados.
De ahí que la Federación de Confrarías de Lugo, a través de su presidente, transmita el aviso recibido al conjunto de pesqueros de A Mariña, haciéndolo extensivo a todos los que faenan frente a esas costas u otras.
Las frecuencias de radio asignadas al sector marítimo han de contar con la licencia que permite utilizar los equipos transmisores. Los barcos de menos de 24 metros de eslora pueden pedirlas en las Capitanías Marítimas, y los mayores, directamente a Marina Mercante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario