martes, 18 de marzo de 2014

EL WHATSAPP DE LOS AÑOS 70...

Aunque sobre todo a los más jóvenes les cueste creerlo, hubo un tiempo no muy lejano en el que no habían teléfonos móviles. Ni siquiera había ordenadores y mucho menos Internet.
Sin embargo, en aquella década de los 70 e incluso de los 80 del pasado siglo XX, existía una serie de personas que podían comunicarse con cualquier parte del mundo desde sus casas y hasta desde sus coches. Ellos eran y siguen siendo los radioaficionados. Era un privilegio poder conectar, por ejemplo, la casa del campo con la de la ciudad sin tener que invertir en lo carísimo que por entonces resultaba dar de alta una línea telefónica en las zonas rurales.
Fueron pues los radioaficionados los primeros en comunicarse con otros a través de las ondas, tal vez lo mismo que ahora se hace con el WhatsApp o Facebook, entre otras aplicaciones sociales. La diferencia es que en aquellos tiempos no había otra forma de hacerlo, sirviendo incluso para salvar vidas en catástrofes naturales.
Hace unos días, la sección comarcal de la Unión de Radioaficionados Españoles de Cieza URE–URC quiso hacer partícipes a los niños con una demostración de lo que es la radioafición, que aún hoy, y a pesar de la extraordinaria competencia de otras formas de comunicación más modernas, no ha podido ser desbancada.
Sus miembros instalaron una antena en el colegio Antonio Buitrago y una emisora en la biblioteca del centro, y desde allí, los propios alumnos pudieron contactar con diferentes partes de España y de Europa.
La actividad, puesta en marcha bajo el título de la 'La radio en la Escuela' será trasladada en próximas fechas a otros colegios de la ciudad de Cieza y su comarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario